Radio On Line

 
SASKIA 92 PDF Imprimir E-mail
Escrito por Luis   
Martes, 01 de Septiembre de 2015 18:07
SASKIA 92 Cuando Saskia se mueve mostrandose inquieta tiendo a creer que está aburriendose y me estreso pensando en variar la situación, darle más movimiento a los hechos que tienen que ver con ella Freja y Loke. Soy consciente que su calidad de vida es mucho mejor que la de una cantidad de niños. La vida que llevan no es de perro ni de loro. Pero a veces los ataca la ansiedad. (Ett bra hundliv.) Hace unos días que estoy de nuevo en Montevideo. Lo mismo me ocurre cuando miro la televisión y me entero de lo ocurrido en el país durante mis pocos días de ausencia. La política burguesa del partido de gobierno me causa nausia y de vez en cuando me pregunto como es posible que la mayoría del pueblo los vote como fuerza de izquierda cuando el salario minimo de los trabajadores no llega a un cuarto de la canasta familiar. Se acusa de culpable a los trabajadores que piden aumentos mientras los dueños del capital se divierten, consumen, gozan de sus cuatro por cuatro, pasean por aquí y por allí. Les bajan los impuestos y les aseguran ganancias que respalda el estado. Se plantean millones y millones para proyectos como la regasificadora. Regasificadora que creo que jamás será hecha porque el plan no es de conversión energética sino de el de echar a la gente que vive en este precioso barrio de gente con tradición de lucha muy arraigada llamado el Cerro. El barrio es deseado por la gente rica del país. Es naecesario tirar todas las casitas de antiguos obreros de los frigoríficos. Edificar edificios con vistas a la bahia y a terrazas lujosas que se compren muy baratas por el gobierno y se vendan muy caras a sus futuros habitantes. (Det bästa åt de rika.) Es tan así este negocio que el cuadrito del barrio el Club Atlético Cerro debe jugar sus partidos con esposas facilitadas por el Ministerio del Interior que a su vez prohibe uno de los estadios más bonitos y paquetos llamado Monumental Luis Tróccoli. Los noticieros si bien ocultan lo ocurrido en una ciudad portuaria china donde explotó una regasificadora que borró del mapa más de media ciudad, causó cualquier cantidad de muertos, borró la refinería de petroleo, si lo ocultan es porque la mentira de la regasificadora todavía puede llenar muchas cuentas de banco particulares. Es mi explicación de lo que está ocurriendo con el Cerro. (I väntan på explotionen.) Me baso en lo visto que ocurrió en Barcelona cuando las olimpíadas aquellas a la que cantaron Eddie Mercuri y Montserrat Caballé y también en el Campionato de Mundo del año pasado en Brasil. En estas dos experiencias anteriores los pobres y humildes fueron trasladados con el pretexto de eventos internacinalmente muy importantes. (Bort med de fattiga!) En el caso montevideano se haría en seco sin excusas ni grandes eventos. Pero las distancias a donde serán trasladados los humildes serán igual de largas y las casas de los nuevos asentamientos no serán mejores. Sí, lo veo terrible. En especial porque nosotros también seremos echados. He visto maquetas de lo que se está planeando, que ya ha sido aprobado, que ya cuenta con el apoyo del BID, Fondo Monetario Internacional y organizaciones privadas. Los planes se plantean como mejoras y modernización del barrio, pero nadie dice para quién. Nadie asegura a los actuales pobladores que el supuesto bienestar será para ellos. La oposición es todavía más tétrica. Aparecen en televisión, radios y diarios protestando por lo mal que viven en sus estancias y empresas. Culpan a los sindicatos de estar hundiendo el país y a los trabajadores de ya no ser como los de antes que recibían la orden por humillante que fuera, iba y la cumplía.(Utan rätt att protestera.) La foto de esta forma feudal de esclavizar a la gente del interior de país, es la foto del Guapo y de Pompita. A estos se les puede agregar a todos los integrantes del honorable directorio del Partido Blanko y también todos los dirigentes del Partido Kolorado que agoniza. Todos estos son señores feudales que dicen estar preocupados por todos ante las cámaras de televisión pero quieren privatizar absolutamente todo como lo propuso el padre de Pompita en su momento. También aspiran a bajarles los impuestos a los poderosos y aumentar la ayuda que se paga a sus gestiones productivas con dinero de los humildes. Esta República Oriental del Uruguay que tiene el equipo nacional que viste la camiseta celeste que tiene la selección de fútbol que más torneos internacionales ha ganado en el mundo que es vuelta a vuelta ignorada por las potencias y autoridades del fútbol mundial y regional, que tiene una dirección de fútbol nacional que es muy parecido a un hospital siquiátrico donde yo, sueca, no puedo entender nada. Si no me acuerdo que está república es un país del Tercer Mundo, dependiente y cuyos dirigentes aspiran a estar más y más atados a las decisiones y medidas que adopta el Primer Mundo. (Fotbollslandet.) Yo pienso muy bien de la gente de a pie con que me encuentro. Pero las decisiones del país no son tomadas por ellos. Son tomadas por gente indigna que sólo piensan en lo que puede quedar en sus bolsillos. No hay que creerle a nadie que hable en nombre de nosotros. Todas las promesas son mentiras. Para ellos no todos somos iguales. Cuando dicen ”todos” sólo piensan en ellos y sus iguales. Desean vendernos como esclavos, aunque por nosotros paguen poco. Hoy es martes. Las perritas acaban de entrar. Llegan de su salida al monte con Nelson. Me siento un poquito exitada por estas cosas que escibo guiadada por mi razón, por mi cabeza. Siempre termino un poco cansada y también contenta porque cuando llequen Claudio, el Flaco, Alba y Florencia tengo algo que ellos pueden entender y yo puedo decir. No creo que sean los únicos pero sí los más normales. También espero que Figari considere con todo el respeto que me merece su inteligencia el pobre intento de aclarar por qué las cosas se mueven como se mueven en el Cerro y sus alrededores, quiero decir el país, el continente, el mundo. Saskia y Freja llegaron con algo de barro del monte. Loke intenta distintas estratégias para llamar mi atención. Me camina por los hombros, intenta cortar mi pelo y cuando resongo se tira de espalda quedando con las patitas para arriba pidiendo caricias. Como no las tiene, agarra el cable de mi computadora como para cortarlo. Lo espanto y va a la mesa donde se agacha caminando e intenta afilar su pico, arma terrible montada en sus doscientos gramos. Me mira como si se riera de forma traviesa. (Loke, marodören.) Las perritas quieren subirse a mi cama. Siento algo parecido al pánico. Debo ir a lavarles las patitas, ponerles la comida y esperar que el ambiente en esta casa del Cerro se calme un poco. Así podremos dentro de un rato sentarnos a comer con el Papo Luis. BITTAN
Última actualización el Martes, 01 de Septiembre de 2015 18:09